https://www.administrativavirtual.com:443/wp-content/uploads/2018/08/aceptaación.agosto1.jpg

https://www.administrativavirtual.com:443/wp-content/uploads/2018/08/aceptaación.agosto1.jpg

 

 

Acepta y ríete de esas  habilidades de las que careces, porque todos carecemos de alguna habilidad,

no todo el mundo sirve para todo, si no seriamos ovejitas en el prado pastando tranquilamente y eso

no es así,  y no intentes disimularlas, porque esas carencias, saber de ellas, y responsabilizarte es lo que

nos hace especialmente humanos.

 

Conocernos, y sobre todo, aceptarnos, nos permite contar con una serie de herramientas que para la vida

profesional son muy útiles, y si son útiles para la vida laboral, imagínate aceptar como somos en la vida en

general, es lo más cerca que podemos estar de la felicidad y de brillar como merecemos. Aceptar.

Acepta.

Si aceptamos, si llegamos a ser capaces de confiar en todo lo que la vida nos pone por delante,

el sentimiento de miedo para hacer determinadas cosas, podrás hacerlas, y si no es así, tener la

certeza de que cuando delegas un trabajo o una parte de él, lo haces con el tremendo consentimiento

que tanto necesitamos, sabiendo de que lo estamos  haciendo, lo estamos haciendo…

porque queremos crecer.

 

Nadie puédenos  ser felices, y menos laboralmente, si no aceptamos nuestros límites y esa ayuda que

necesitamos, porque cuando aceptamos, cuando aceptas como eres, con nuestras virtudes y nuestros

defectos, nuestra imagen cambia considerablemente. Cuando más tranquila y más naturales somos, más

agradable es este a nuestro lado, más fácil, y esto es fundamental cuando trabajamos cara al público.

 

Aceptas,  y esa confianza ayudará a restar energía negativa que nos  impide tantas cosas.

Así que tanto para nuestros  clientes como para nuestros compañeros no huyan de nuestra presencia,

empecemos por hablarnos bien, por querernos y por aceptarnos.

 

Cuando aceptas, cuando aceptamos lo que somos sin querer cambiarlo aunque siempre intentando

superarnos, empezamos nuestra transformación.

 

La relación más importante que jamás tendrás, es la relación contigo mismo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.