https://www.administrativavirtual.com:443/wp-content/uploads/2018/08/priorizar.agosto2.jpg

https://www.administrativavirtual.com:443/wp-content/uploads/2018/08/priorizar.agosto2.jpg

 

Priorizar es saber lo que tenemos que hacer cuando llegamos a nuestra  empresa, cómo lograr sacar el

máximo partido  a todo aquello que tenemos que hacer y cómo gestionar cada momento de nuestro

tiempo, nos hace más  eficaces, pero la realidad es que en la mayoría de los casos no sabemos priorizar

nuestras tareas y esto nos resta competitividad.

 

Si un cliente nos llama con algo urgente, rompe con todo aquello que teníamos planificado, ya que

apartamos tareas para la atención, por otra parte imprescindible, de nuestro cliente. Y si encima dice que

lo necesita urgente se paraliza el mundo saltan las alarmas y a veces esto no es tan urgente, sobre todo si

no eres cirujano, bombero o policía, y ninguna vida vital está en nuestras manos.

 

Este mal se multiplica cuanto más pequeña sea la empresa, ya que las tareas se van postergando, no se

priorizan las tareas y se gestiona a veces a “salto de mata”. Y en estos casos habitualmente nos dejamos

llevar por una espiral de las “urgencias” que son todas para antes de ayer.

 

Esto nos hace caer en la confusión de que es dar un buen servicio con el hecho de hacerlo rápidamente,

no priorizar y restar esa competitividad que estamos restándonos, y retrasando otras entregas o plazos,

siendo el resultado final, un cliente que no está del todo satisfecho, entre otras cosas porque esa urgencia

supone que no todo queda rematado correctamente, otro cliente enfadado porque le hemos retrasado su

trabajo.

 

Y para la empresa a parte de las pérdidas que puede generar, es una fuente de incubación de estrés

muy complicado de tratar.

Porque como hemos comentado muchas de las veces esas urgencias del cliente no lo son tanto, y no es

culpa nuestra que él haya tardado en tomar la decisión, por lo tanto el no, al cliente, por lo menos de ya

para ayer, no es malo y debemos aprender a decirlo. Porque a veces el problema no es de tiempo,

si no de priorizar.

 

No obstante cuando estamos en esa época del año de mucha carga laboral es necesario parar, sentarse,

pensar y priorizar las tareas. Si nos hace falta ayuda externa, la buscamos.

 

Administrativa virtual te ayuda a gestionar  clientes, llamadas, tareas administrativas que tanto pesan

como la facturación, además de otros servicios con los que podamos contar y del que te ofrecemos el

mejor de los servicios, el necesario para representar la imagen de empresa que eres.

 

Priorizar es competitividad.  Competitividad es conseguir. mccm

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.