¿Sabías que tu web habla?

¿Sabías que tu web habla?

 

Lo creas o no, así es. Tu web habla. Y dice muchas cosas, especialmente en los primeros segundos, en los que el visitante recibe una primera impresión de la que le será muy difícil deshacerse.

 

Tu web dice de ti si estás o no al día en cuestiones tecnológicas. Si te tomas en serio la imagen de tu empresa. Si eres cuidadoso o descuidado. E incluso si tienes buen gusto o no.

 

Desde el momento en que el visitante aterriza en tu sitio web ya está recibiendo información sobre tus valores y prioridades. Si descubre una página web obsoleta y desactualizada, con diseño anticuado, de inmediato sabrá que no le concedes importancia a tu presencia digital.

¿Y aun te sorprende que hace años que no vendes nada desde tu tienda online?

 

Por el contrario, una web estructurada, moderna, bien diseñada y con el dinamismo de actualizaciones frecuentes dice muchas otras cosas. Sin necesidad de leer ni una sola letra, estará diciendo que te preocupan tus clientes. Que quieres escucharlos para saber como servirlos mejor. Que estás al día de las nuevas tendencias, y no vives anclado en el pasado.

 

Esos primeros segundos serán suficientes para animarle a seguir allí y conocerte o huir como alma que lleva el diablo. Y ya se sabe, no se desea lo que no se conoce. Por lo tanto, si quieres obtener clientes, debes empezar por darles una bienvenida a la altura que merecen.

 

Si tu web no enamora, si no seduce con la imagen y las palabras, nadie se tomará lo molestia de saber si tu producto o servicio es lo suficientemente bueno. Puede parecer triste, pero es real. Identificamos el producto con el envoltorio, y en Internet, tu envoltorio es tu página web.

 

¿Vas a seguir perdiendo clientes mucho más tiempo o quieres cambiar las cosas desde ya?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *